Martes, 17 Noviembre 2020 23:32

La bomba tucumanda, enojada, abandonó un móvil

La cantante se molestó cuando una panelista de 'Hay que ver' le peguntó por qué había decidido salir a hablar de su ex, Sebastián Escacena, con quien mantuvo una disputa por un auto.

No fue un día fácil para Gladys La Bomba Tucumana. Según informaron en Hay que ver, por El Nueve, la cantante se habría descompensado este martes y habría estado a punto de desvanecerse mientras estaba ensayando para el Cantando 2020. “Me bajó la presión porque no desayuné bien y salí rápido de mi casa. Al estar sola me las arreglo así nomás y, si bien el desayuno es la comida más importante del día, esta vez salí sin comer”, explicó la cantante al ser abordada por las cámaras del programa que conducen José María Listorti y Denise Dumas.

La artista no está pasando su mejor momento. A la demanda por discriminación que le inició Morena Rial, se le sumó otra por calumnias e injurias que, según trascendió, le quería iniciar su ex pareja, Sebastián Escacena. “Tengo muchas angustias y también puede ser eso. No estoy tranquila trabajando acá, estoy intranquila. Tengo a mi mamá enferma en Tucumán y pienso en ella aunque esté bien cuidada. Tengo una hermana que es de riesgo está con COVID. Así que tengo muchas situaciones que me ponen mal, soy un ser humano al que le pasan cosas. Y eso me pone susceptible”, contó Gladys tratando de explicar el por qué de su malestar.

En ese momento, una de las panelistas del programa, Carolina Molinari, arremetió contra la cantante preguntándole por qué había decidido salir a hablar de su ex. Y esto hizo enfurecer a La Bomba. “¿Yo decidí hablar de mi ex? Estás mal informada”, dijo después de ningunear a la modelo. Y luego, mientras se sacaba el micrófono para abandonar el móvil, agregó: “Que esa chica que no conozco y no sé quién es, se asesore antes de preguntar semejante estupidez. ¿Cuándo hablé de él?. Lo único que dije fue que quería mi auto nada más. Y ya lo tengo. Cualquier cosa hablen con mis abogados, César Carozza en Buenos Aires y Ariel Lescano en Tucumán. No me acuerdo de mi ex ni para ir al baño”.

Lo cierto es que las cámaras siguieron a Gladys por los pasillos de LaFlia y, tratando de retomar la calma, la cantante explicó que ya había llegado a un acuerdo con su ex: “Lo único que quería era mi auto, ya se devolvió. Hicimos un pacto verbal por intermedio de un amigo querido, mío más que de él, que intercedió para que yo no hiciera nada legal en contra de él. No él en contra mía", dijo al escuchar las versiones de que su ex le habría iniciado una demanda.

Finalmente, después de mucha insistencia por parte del periodista y locutor Martín Salwe, la Bomba volvió a ponerse el retorno para dialogar con quienes estaba en el piso del programa. Pero, para evitar que la cantante se volviera a enfadar, Listorti decidió pedirle a Molinari que abandonar del estudio. “Yo nunca la quise atacar”, recalcó la modelo mientras se retiraba. “Hicimos un pacto como dos personas adultas para que ni él me nombre a mí ni yo a él. Total, yo ya tengo mi auto que es lo único que quería”, concluyó la cantante. Y, sin escuchar que la panelista ya no se encontraba en su puesto de trabajo, insistió en que tenía que informarse antes de hacerle una pregunta a ella.