Lunes, 24 Febrero 2020 15:17

Ricky Martin en Viña: besó a los conductores y alentó al pueblo a luchar por sus derechos

El artista puertorriqueño hizo vibrar el escenario en primera noche del Festival de la Canción en un Chile aún convulsionado por las protestas sociales que se sintieron en el festival.



La primera noche del Festival de la Canción del Viña del Mar arrancó con la máxima energía de la mano de Ricky Martin. También estuvieron el comediante Stefan Kramer y cerró la noche el puertorriqueño Pedro Capó.

María Luisa Godoy y Martín Cárcamo fueron los conductores de una noche única en la que no faltaron los mensajes políticos y “El Monstruo de Viña del Mar”, como se le dice al público del festival debido a sus tiranas reacciones a lo que ocurre en el escenario, estalló como nunca.

Ricky Martin cantó por más de una hora y media haciendo vibrar a toda la platea chilena, donde no dejó la realidad trasandina de lado. En todo momento apoyó al pueblo chileno alentándolo a que reclamen por sus derechos humanos, eso sí, “siempre con amor y con paz, pero nunca callados” aseguró. Así como también confirmó que resgresará a esa tierra en el mes de noviembre, en el marco de su gira musical.

Otro de los guiños del boricua para con el Festival fue cuando María Luisa, la conductora, le pidió un beso en la mejilla y el pícaro artista puertorriqueño le dio uno rápido en la boca a ella y a su colega Martín Cárcamo. “No jueguen con fuego que se pueden quemar”, dijo divertido mientras el público estallaba.



Fue tal la ovación que Ricky generó en el público, vivándolo todo el tiempo, que terminó llevándose no sólo la gaviota de plata, sino también la gaviota de oro del reconocido festival de la canción chilena.