Viernes, 12 Abril 2019 10:37

El hijo del príncipe Harry nacerá en casa

Lo anunció hace algunas horas el Palacio de Kensington. Y también anticiparon que no se hará la tradicional foto del recién nacido en brazos de sus padres.

Harry y Meghan, los duques de Sussex, decidieron comenzar a crear su propio modelo alternativo de la realeza. A diferencia de Kate y William, los futuros reyes británicos, anunciaron que el inminente nacimiento de su bebé será “una cuestión privada” y que “la opinión pública se va a enterar luego que ellos lo celebren en familia”. No habrá ninguna foto inmediata del bebé en brazos de su mamá, como en el caso de Kate, la duquesa de Cambridge, y sus tres hijos, a pocas horas de dar a luz.

El anuncio fue realizado el jueves por Kensington Palace, donde aún siguen funcionando en conjunto las cortes de los príncipes William y Harry, hasta que las separen en septiembre y trasladen la del hermano menor al palacio de Buckingham.

Recién mudados a Frogmore Cottage, el regalo de bodas de la reina con sus 10 habitaciones, 14 hectáreas y un lago, ellos tienen un proyecto diferente. Si no hay inconvenientes, el bebé nacerá en su casa, en las cercanías del palacio de la reina en Windsor. De lo contrario, elegirán el hospital público de Frimley Park, al lado.

Meghan estará acompañada por una partera y, si es necesario, por los dos médicos de la Casa Real, especialistas en riesgo. Las opciones para ayudar en este nacimiento natural y sin dolor son varias: un baño tibio, impulsos eléctricos para reducir el dolor, una piscina de partos especial o hipnosis, porque la californiana Meghan cree en terapias alternativas, como el príncipe Carlos y la reina.