Jueves, 28 Febrero 2019 11:58

Sobre la niña-madre de Tucumán: custodiar

TUCUMAN (AICA).-El arzobispo de Tucumán, monseñor Carlos Sánchez, envió un mensaje a la comunidad tucumana con motivo de los hechos que involucran a una niña de 11 años que quedó embarazada víctima de una violación.

Al respecto, el prelado recordó que “vale toda vida” e invitó a la comunidad a comprometerse cotidianamente “a custodiar, a servir, a cuidar toda vida humana, porque toda vida vale”.

“Lo importante es que cada uno de nosotros tomemos conciencia de esto”, señaló el arzobispo, y llamó a cuidar la vida de la niña, de su bebé, y también “de cada niño, de cada adolescente, de cada anciano, de cada enfermo”.

“Que podamos unirnos en la oración”, deseó monseñor Sánchez. “Para nosotros, los creyentes, es muy importante este convocarnos en la oración, pero también que esa oración se convierta en un compromiso real de custodiar toda vida humana y defender toda vida humana con pasión, con valentía y con mucha generosidad y entrega”.

“Que Dios los bendiga y que podamos unirnos en la oración, para siempre ser custodios de la vida”, concluyó.

La situación de la niña víctima de violación se ubicaba en el eje del debate sobre el aborto. Finalmente, y como la bebé pesaba más de 500 gramos, los médicos consideraron que era viable realizar el procedimiento quirúrgico. En la noche del martes le fue practicada una cesárea. La beba nació con vida y la menor permanece fuera de peligro.