Martes, 26 Febrero 2019 01:42

Ex empleada de Michael Jackson rompió el silencio sobre acusaciones de pedofilia

“Vi lo que vi... sus manos estaban en su entrepierna”, declaró Adrian McManus. De esta forma apoyó las acusaciones contra el “Rey del Pop”.

Una ex empleada doméstica declaró haber sido testigo de los actos de pedofilia que el “Rey del Pop” cometía a los niños a los que invitaba a su mansión Neverland, según relata Clarín.

Adrian McManus, de 56 años, trabajó durante 1990 en la casa del cantante. Afirmó en 60 Minutes, un programa de la televisión australiana, que vio cuando Jackson estaba tocando a Jordan Chandler, un niño de 13 años, quien denunció por primera vez la conducta sexual indebida del “Rey del Pop”: ""Vi lo que vi... sus manos estaban en su entrepierna", afirmó MacManus

La denuncia de Jordan culminó cuando el niño y su familia firmaron un acuerdo de 20 millones de dólares para cerrar la indagación.

Jackson fue declarado inocente aunque una orden judicial había permitido a la policía fotografiar el cuerpo desnudo de ídolo con  las que los investigadores confirmaron que las fotos tomadas coincidían con la descripción del niño.

McManus también afirmó que Michael Jacobshagen, un niño de 12 años, fue bombardeado con cartas de amor por parte de la estrella, hasta convencerlo de visitar el Rancho de Neverland.

Ella los vio mientras miraban Peter Pan y pasaban tiempo en el jacuzzi. Cuando lo invitaba a desnudarse, el niño se negaba, dijo la ex empleada en el programa Sunday Night de Channel Seven.

El abogado de la familia Jackson, Tom Mesereau, dijo que las acusaciones no son más que una forma para sacar dinero rápido impulsado por el movimiento #MeToo, aunque una guardia de seguridad de Neverland, Melanie Bagnall, corroboró elementos de las afirmaciones de McManus.

En sus declaraciones Adrian dijo que vio muchos niños en Neverland cuando ella limpiaba la mansión. Además, afirmó que a menudo sacaba la ropa interior de Jackson y de sus pequeños invitados del jacuzzi, además de encontrar vaselina y tampones junto a la cama del Jackson.