Viernes, 12 Abril 2019 10:31

La verdad sobre la salud de Sanitago Bal

Carmen Barbieri hizo pública la charla íntima que tuvo con Santiago antes de que él decidiera abandonar la actuación.

Después de la suspensión de la revista de la familia Bal Barbieri, y el posterior anuncio del retiro de los escenarios de Santiago, a sus 83 años, Carmen fue entrevistada en “Los Ángeles de la Mañana”, cuyo conductor, Ángel De Brito, quiso saber más precisiones sobre el repentino retiro de Bal de la revista que protagonizaba con su ex mujer y con su hijo Fede.

“El domingo, en el dueto que hacemos en el final, lo vi muy cansado a Santiago. Es más, le apretaba la mano como para que reaccionara y que estuviese como siempre, vivaz y con ritmo, y él me dijo ‘¿Qué me pasó que me apretabas la mano?’. Y yo le contesté ‘Te vi como perdido’. Y entonces me dice ‘Es que no me da el cuerpo, Carmen, hice un esfuerzo sobrehumano'...  Entonces le digo ‘¿Pero qué es lo que pasa?’, porque estaba con Juampi, que es uno de los bailarines, kinesiólogo, un genio que le está haciendo ejercicios. Le hace masajes y movilización, porque esta vez, cuando salió de la casa, hubo que ayudarlo entre dos personas a caminar para subir al auto. Y entonces le digo: ‘¿Santiago, estás bien?’; ‘Muy dolorido, me duele todo el cuerpo’, me contestó”, explicó Carmen.

Al tiempo que siguió relatando cómo continuó la conversación, mientras iban para el teatro: “En el auto le digo ‘¿Vos querés terminar, no seguir trabajando?’. ‘Yo quisiera terminar ayer’, me dijo. ‘Yo me tengo que retirar Carmen, porque no puedo más con mi cuerpo’. Al tener un EPOC (Enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica), como él tiene, el cuerpo le pasó factura, no se oxigena bien, y no reacciona su cuerpo como el de todos nosotros”.

“Llamé por teléfono a Guillermo Marín, nuestro productor y le digo: ‘No te asustes, tenemos que hablar con vos, es urgente’. Cuando llegamos, lo sentamos a Santiago, como pudimos, nos tuvo que ayudar el chofer, el de seguridad de Marín para poder caminar, daba pasitos chiquitos. Del domingo al miércoles, que era ayer la función, se deterioró de una manera impresionante”.

“Entonces, se habló con todo el elenco, que se puso a llorar porque él dijo: ‘Me retiro, me despido, me retiro con un éxito, con lo que quería hacer, con mi hijo haciendo este espectáculo, con una hermosa película que se va a estrenar ahora, ¿qué más puedo pedir?’. Todos, los cuarenta y cuatro que formamos el elenco, lloramos. Y él, con su hilito de voz estaba diciendo: ‘No puedo más’”.

Ángel De Brito le preguntó a Carmen cómo reemplazarán a Santiago Bal en "Nuevamente juntos". “No se va a reemplazar a Santiago, porque estamos dando vuelta al espectáculo, sin cambiar ni la música ni la esencia -explicó ella-. Se va a hablar de lo mismo, pero sin Santiago, aunque él dijo: ‘Yo voy a intentar venir todos los días y sentarme en el palco y decir mi parte con un micrófono’”.

Ya hacia el final, Carmen contó una intimidad de ella y Santiago.  “En una charla muy íntima que tuvimos cenando solos hace un par de semanas… capaz que hago mal en contarte, pero bueno, yo soy así… En esa charla, él me dijo: ‘¿Te puedo pedir un favor? Cuando me veas muy mal, no me pongas en un asilo’. ‘¿Pero vos estás loco que yo te voy a poner en un asilo?’, le contesté. ‘No, no, pero yo te lo pido a vos, porque yo confío en vos. Me duele el cuerpo, pero estoy grande’, me insistió. ‘¿Y qué querés que haga?’, le volví a preguntar. ‘Que vos te encargues de mí como hiciste siempre. Llevame a tu casa y no me dejes solo’”.