Martes, 27 Enero 2015 07:59

“Mientras las princesas duermen”, la curiosa historia de la bella durmiente por Elizabeth Blackwell

Había una vez una bella princesa con los cabellos de oro que creció muy amada por su familia, sin que la privasen de nada, hasta que un buen día…
Pero es que la princesa no es la protagonista en esta historia contada por Elizabeth Blackwell. Inspirada sí, en el cuento de “La bella durmiente”, y un poco también en “Malefica”, la película que fue protagonizada por Angelina Jolie. Cuenta la historia de una niña que nació con la cruz de ser hija bastarda de un príncipe, su nombre es Elise y es quién narrará esta novela. Desde el principio la autora nos presentará una historia diferente. Nuestra heroína no será una malvada, ni un rey, sino una simple criada. Ella desempeñará el papel principal para que la princesa que duerme en el castillo sea encontrada, besada y despertada por el príncipe.
No se trata de un simple cuento, claro que no, se tratará de un argumento tan valido que el lector quedará atrapado en sus páginas, y eso que para llegar a la parte de “La maldición de la bruja”, nos encontraremos con capítulos crueles de una vida llena de obstáculos. Por si se lo están preguntando, no, la princesa no es Elise. La princesa en esta historia se llamará Rose, nacerá de veras muy amada, pero lamentablemente ella crecerá entre la crueldad de Millicent, la bruja, que la dejará crecer hasta el instante preciso en que la maldición sea realidad. Sus padres Leonor y Ranolf, los reyes, pasarán por mucho sufrimiento antes de concebir a la pequeña que será la futura reina. Para empezar, a los monarcas a quién se les negaba la posibilidad de un bebé, casi dejan la corona en manos del príncipe Bowen, hermano del rey,  quién es un malvado con corazón de hiedra. No aspira a tener familia, ni ser un gran soberano, sino lo contrario, quiere aprovechar su poder. Pero la llegada del embarazo de la reina Leonore desbarata sus planes y se marcha a preparar la ofensiva contra su propio hermano: Le declara la guerra. El reino por las buenas o por las malas. Pero no me quiero adelantar a la historia, antes de conocer qué sucede con la princesa Rose, deberán descubrir las desventuras de Elise, quién comienza como sirvienta y termina siendo la mujer de un caballero, para luego convertirse…¡No, en princesa no se va a convertir!
Descubran este lado de la historia. Mujeres que no se quedan esperando al príncipe azul, que emprenden cada día un camino buscando alejarse de la maldición de Millicent, y que tarde o temprano las hará enfrentarse a todos sus miedos. Recomendado.
 
Sinopsis:

Bastan cincuenta años para que las intrigas de palacio se conviertan en un cuento de hadas repleto de conjuros, princesas malditas y castillos encantados, y eso fue lo que pasó con La bella durmiente. Bien lo sabe Elise Dalriss, una humilde anciana que durante su juventud trabajó como dama de compañía de la taciturna reina Leonore y cuidó de su hija, la princesa Rose, de quien se  dice que durmió durante cien años hasta que un hombre la despertó.
«Sería un truco realmente hábil derribar a la hija del rey con un huso y verla revivir con un simple beso. A otros con esa historia...», exclama Elise, protagonista de esta peculiar versión de La bella durmiente, una novela que está muy cerca de las debilidades humanas y muy lejos de las versiones edulcoradas del cuento.
El afán de poder, las conspiraciones y la maldad son ingredientes vitales en esta espléndida historia de mujeres que no quisieron quedarse quietas mientras esperaban la llegada del príncipe azul.

Páginas: 496. Sello: Lumen. Editorial: Penguin Random House Argentina

Virginia Alzogaray